lunes, 31 de octubre de 2011

oh lá lá!

Lunes de puente para muchos, típico día en el que no sabemos muy bien en qué emplear el tiempo pues hoy tenemos una propuesta que ofreceros, para que así el lunes sea mas divertido. Qué mejor modo de pasar un dia festivo que haciendo manualidades.

Durante décadas el disponer de mobiliario estilo Luis XVI ha sido una moda que estaba en pleno auge, (excluyendo finales del siglo XVIII, cuando se creó por supuesto) asique no es dificil que tengamos un mobiliario como este o parecido, en la que las señas de identidad, son la madera maciza, el torneado en las patas, y los tapizados mas o menos densos y clásicos de asientos. ( pudiendo sustituirse por rejilla para el respaldo en muchos casos) Deshacernos de ella sería un error, asique, que ni se os pase por la mente, puesto que una silla que a priori puede parecer de otra época con unos retoques sencillos puede pasar a formar parte de nuestra nueva decoración, y pasar por una silla completamente nueva.

Es cierto que las modificaciones que podemos realizar son infinitas, desde aquellas más atrevidas, (utilizando tejidos vinílicos de gran brillo, estructuras de colores llamativos) a aquellas digamos algo más tradicionales.
Entre las primeras por ejemplo.

Comenzad por pintar estructuras en colores contundentes, es verdad que el negro y el blanco siempre pueden ser una opción, pero porque no ir un paso más allá,,, y arriesgar con otros colores colores como el plateado y el dorado ( en esencia esta silla nació así, con las estructuras en dorado).


Una vez elegido el color de las estructuras, la parte más personal comienza con el tapizado de los asientos y respaldos, nuestra recomendación en este aspecto es pensar en la contraposición que puede suponer con respecto a la estructura. y utilizar tejidos que sin ser demasiado barrocos puedan aportar un poco de frescura y ese toque de modernidad que queremos dar a estas piezas de por sí clásicas. Siempre pensando en el efecto que queremos producir en la estancia a colocar.  Un adamascado puede dar un aspecto moderno pero con ese toque de clasicismo romántico, mientras que otros colores más atrevidos, pueden resultar desde graciosos a estridentes. ( aunque a veces un poco de excentricidad no está demás, no hay nada escrito, recordad.)

Arriesgad y no seáis convencionales.
Á bientôt!!

Quizas tambien te Interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips