miércoles, 14 de diciembre de 2011

Bon Voyage...

Hay muchas veces, que cogemos las maletas, y nos vamos.
Nos vamos de casa, de viaje o simplemente la utilizamos para mostrar objetos.

Hoy nuestra intención es no pensar solo en ellas, como elementos de almacenamiento, de transporte o de huida.

Hoy son las maletas, los que forman parte no solo de momentos importantes en nuestra vida, si no que hoy además, queremos integrarlos en la decoración.

Seguro que podemos conseguir las maletas viejas, de nuestros abuelos, familiares, o en el rastrillo de los domingos.

Esa maleta estilo Paco Martínez Soria, que usaba cuando se iba del campo a la ciudad.

Pues hoy le damos un uso diferente, las customizamos, y las personalizamos para integrarlas no solo en el desván, sino para utilizarlas con diferentes elementos.

Mas de uno (que yo me se), aun no tiene claro el estilo de mesilla que quiere para su dormitorio, y siendo tan retro, y tan funcional., le propongo la siguiente opción.




Utilizar un montón de maletas apiladas de manera irregular, desordenada, y en degradación, para tener bien a mano, nuestros libros o demás enseres junto a nuestra cama.

Le damos un aire bohemio a nuestro dormitorio.


No debemos olvidarnos además, que estas maletas, o baúles, podemos integrarlos como cómodas o incluso, si tenemos la suerte de conseguir uno, que sean nuestro particular armario improvisado, eso si, creo yo, que meramente decorativo.



Ahí a mi, no me entra ni la ropa de temporada, jajjaaj.

Igualmente opciones tenemos mil, para colocar estos preciados cofres, en nuestro salón, en nuestro recibidor, o como mesita auxiliar.




Pero si apenas disponemos de una, y queremos darle una utilidad muy importante, para nuestro compañero de piso, (llamado mascota), podemos acomodarlo con un pequeño colchón, para que el, también tenga su rincón decorativo.


Maleta en mano…podemos programar nuestro próximo viaje.
Yo creo que me iré mañana. ;-)

Quizas tambien te Interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips