lunes, 23 de diciembre de 2013

Orchard Keepers, una visita hipster entre viñedos

Bienvenido al invierno que este fin de semana, ya ha hecho su llegada (aunque antes ya hayamos tenido esos días de frío frío invernal siendo aun otoño). Con el, también han llegado las vacaciones del cole, las de navidad en el curro (aquel que las tenga que levante la mano...yo no) y también el primer inicio de la navidad...el sorteo de la lotería, que ha dejado ilusiones y sueños cumplidos y compensaciones y consuelo entre los que dejaron la ilusión en un boleto. Pero todo ello, es solo porque ya estamos en navidad, y tenemos que empezar a meternos en cenas, en celebraciones, y sobre todo en el ritmo frenético de las compras.
Pero hoy empezamos la semana, con un nuevo #dReamingmonday, para escapar del estress, de la suegra, o de los sobrias revoltosos que solo hacen que corretear y hacen que se nos atraganten los polvorones.

Nos vamos hasta Victoria, un poco al sur de Melbourne, para encontrar Orchard Keepers, el lugar perfecto y refugio de paz entre viñedos. 
Con un estilo muy hipster, de materiales reutilizados, de colores sosegados y donde la serenidad se encuentra con sencillez, este hotel muestra una decoración campestre y rural de un estilo muy peculiar.

Perfecto para perderse,  me encanta por la atmósfera que desprende, y es que puedo sentir como allí se hace el silencio y podríamos hacer cura post-navideña.
¿Reservamos una escapadita?



Estancias luminosas que se ubican a pies de una gran secuoya, naturaleza viva que se integra en el interior cuando la decoración, basada en tonos tierra y grisáceos, dejan protagonismo mas a ese hermoso lienzo que es el exterior. Piezas de lino, materiales metálicos, o textiles naturales en suelos y complementos que aportan un look rural chic.



 Me sorprenden y agradan como las estancias se convierte en espacios sosegados y equilibrados, existiendo un gran enfoque estético, pero con tal sencillez que casi se vuelve perfecto.
Piezas protagonistas con elementos vintage e industrial. Una vieja ventana, una mesilla retro, todo envuelto en un interior blanco e impoluto.





Esta es una casa donde disfrutar de la familia y el relax. Espacios tan sencillos pero que dicen tanto.
No me digáis que no es un rincón perfecto para un desayuno reconfortante e inspirador.




Follow me on:
Twitter  ···  Facebook  ···  Bloglovin
By Carolina

Quizas tambien te Interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips