lunes, 20 de febrero de 2012

El ingenio de la botella.

De nuevo comenzamos una nueva semana, lunes de carnaval, posiblemente algun@s afortunad@s no tengan que trabajar, y decidan leernos desde la cama, ¡quién pudiera!.

Sabemos que despues de un fin de semana, empezar hablando de botellas, para algun@s puede ser una experiencia difícil, ¡no temáis!. No vamos a incitaros a la bebida, queremos mostraros alguna de las utilidades que podemos dar a estos vidrios, de los que sin duda estamos seguros, mucho mas siendo lunes, podemos tener a mano.

Si echáis un vistazo a nuestro post reciclado o improvisado podréis ver algunas de las aplicaciones que ya os proponíamos, aunque es cierto como veremos a continuación, da para mucho. 

Es posible que en lo primero que pensemos sea en utilizar  estas botellas a modo de florero con un toque mas o menos urban-chic.

                              

Incluso podremos lacarlas y darles un toque ecléctico, por ejemplo con un color blanco y una composición floral simple, aunque con algún color vivo.

                             

Sin duda si utilizamos el mismo patrón, pero con diferentes formas, podemos obtener resultados singulares. Ideales para nuestras estanterias realizadas con escaleras.

                                     
Probablemente si nos quedáramos solo en esta aplicación   nuestro espirítu innovador no se vería saciado en exceso, por lo que os sugerimos continuar leyendo.

Partiéndo la de esta idea de crear un florero con una botella, vamos a proponeros mostralo de una manera diferente, y darle un toque más original y personal,  vamos a colgarlo y por ejemplo hacer un centro  para que cuelgue sobre nuestra mesa desde el techo. Diferentes alturas, diferentes recipientes e incluso diferentes composiciones. ¡Un toque original¡


O podemos colgarlo desde la pared, pudiendo dar personalidad, y vida a uno de las paredes de nuestra casa, si como en este caso optamos por pequeños envases a diferentes alturas que parten de un mismo soporte.

                               

Tambien podemos crear un espacio con un toque íntimo y personal, soportando estas pequeñas botellas desde la pared. Un espacio perfecto para desayunar, tomar café té, o una cena íntima y personal. 


Una solución con la que sería fácil dar un toque de color, un punto de vegetación pero exhibida de un modo original, que incluso puede ser aplicable para aquellos espacios en los que es difícil colocar ningún mobiliario, como por ejemplo los largos pasillos. 


Pero no solo podemos realizar floreros con una botella vacía, puesto que además podemos dar un aspecto muy original a nuestra mesa e iluminarla de un modo diferente.


Y... hablando de iluminar, qué os parece utilizar estas botellas a modo de lámparas, sin duda algo muy sencillo, y que puede dar un toque diferente y curioso.


 

Quizás la opción más sorprendente para dar un uso a una de nuestras botellas, es utilizarlas a modo de portafotos, mostrar nuestros pequeños tesoros fotográficos con un marco diferente, original diferente y con mucho estilo (al menos para nosotros)


Felíz lunes de Carnaval!

Jonathan & Carolina.

Quizas tambien te Interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips