lunes, 30 de enero de 2012

De excursión a la obra.

Hoy vamos a empezar la semana de una manera contundente, pocas cosas son tan contundentes como un buen ladrillo, tenemos diferentes tipos, macizos, huecos, ladrillo de hormigón, doble... y un largo etcétera, con todos ellos podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y con todos ellos podemos llegar a realizar creaciones con un sello muy personal y muy particular, puesto que es de lo que se trata.

Siempre podemos utilizar estos elementos para crear espacios de almacenamiento de una manera realmente facil y sencilla, y con un resultado que puede ser sorprendente, así si tomamos ladrillos macizos, y los apilamos intercalando con baldas en madera barnizada, podemos tener un mueble alacena, que puede combinar incluso con la decoración más clásica de cualquier salón, otorgándo un punto de inflexión que sin duda resultará llamativo.


Con un toque más rustico, este tipo de ladrillos se alterna con listones de pino en bruto, perfecta para un toque mas urban y contemporáneo.



Incluso, no es necesario tener un gran numero de elementos iguales, puesto que podemos hacer nuestras combinaciones mezclando diferentes texturas colores y tamaños, ladrillos huecos, ladrillo muro...  siempre habrá un hueco en el que podemos encajar esta creación sin problema.



Pero tambien podemos hacer una estanteria colgante, con ladrillos, puesto que podemos perforar cada uno de ellos y utilizar una maroma de un grosor suficiente para sustentar el peso de la misma.  Con un poco de trabajo manual el resultado adquiere un mayor valor añadido, y además es perfecta para una habitación en la que colocar la pila de libros que siempre ronda por los cajones.


Para aquellos que tenéis la suerte de tener espacios más amplios, o que estáis pensando en hacer una pequeña reforma en casa, os planteamos esta idea, integrando en el propio muro una estanteria fabricada en ladrillo, que además puede funcionar perfectamente como separador de ambientes.



Pero como siempre vamos a ir un poco más allá de lo que puede resultar evidente, y es que a veces podemos tener ante nosotros la solución a múltiples espacios que nos complican la vida,  por ejemplo podemos pintar ladrillos macizos, de los tipo refractario, y apilarlo sin más para obtener un mueble modular, en el que colocar todos los aparatos indispensables en nuestro salón. La ventaja, podemos modular como queramos adaptarnos a todo el espacio disponible. Sin lugar a duda resultados originales garantizados.


Para aquellos que nos seguís desde hace menos tiempo os recomendamos echar un vistazo a esta mesa, utilizando este mismo tipo de bloques de hormigón podemos tener un resultado divertido y crear un espacio original en el que poder colocar múltitud de objetos, además de que tenemos una total libertad en la disposición de los bloques.



Espacios divertidos y diferentes, utilidades infinitas, y lo mejor de todo es que tendremos un ladrillo siempre a mano, útil en algunas discusiones.

Os esperamos en Twitter y Facebook.

A por el Lunes! siempre podremos hacer una excursión a alguna obra.


Quizas tambien te Interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips