martes, 3 de enero de 2012

El placer de leer

Sabemos que muchos de vosotros estáis aún de vacaciones, y aunque planes para pasarlas no os van a faltar, si que queremos contribuir con alguna idea, y como lo nuestro es la decoración, que mejor idea que proponeros como tener un momento de relax.

Uno de los momentos fundamentales del día debería de ser ese que nos tomamos para nosotros solos, el momento en el que queremos que el mundo se pare, y dedicarnos a relajarnos y serenarnos, creo que una buena opción para ello es la lectura.
Es por esto que hoy queremos hablaros de estos espacios, pequeños rincones de descanso y de sosiego, que pueden encajar en diferentes habitaciones, salones, o comedores, aprovechando rincones, ventanales o balcones.

Un espacio de lectura tiene que tener tres elementos básicos, al menos,  un buen sillón, cómodo y confortable, un buen punto de luz, y un espacio en el que dejar nuestra lectura, bien sean libros, periódicos o publicaciones diversas.

Podemos crear espacios de muy diversa índole, pero siempre acorde a nuestros gustos y a nuestra decoración para que sean espacios en los que sentirnos realmente a gusto alejados del mundanal ruido, y darnos ese placer de dedicarnos unos instantes solo para nosotros.
Un toque de color, siempre puede ser la nota de atención sobre estos espacios, bien mediante el tapizado del propio sillón o bien mediante el color de los complementos.



Este tipo de espacios pueden encajar con cualquier tipo de decoración, sea cual sea nuestro estilo, e incluso podemos incorporar un estilo que no sea exactamente igual al del resto de nuestra decoración. Aportando un toque mas retro, jugando con tejidos arriesgados y coloristas, o utilizando viejas maletas para que nos sirvan de apoyo.



Incluso podemos encajar este tipo de espacios con una decoración más nórdica, y sencilla,  un espacio que pasa totalmente desapercibido, y por tanto perfectamente integrable en la estancia.


Aprovechando un pequeño rincon, podemos crear un espacio de estas características para convertir en nuestro lugar de relax.


Los viejos periodicos pueden ser un reclamo interesante para poder funcionar como mesita auxiliar, todo depende de nuestra imaginación. Así mismo podemos utilizar sillones de este estilo para una lectura aún más tranquila y recostada.




Incluso Ikea puede tener mucho que aportar a la hora de crear nuestros rincones de lectura. con una mesa modelo Stockholm y sillón Tirup.


Para terminar esta sección, nuestro pequeño "Rincón del Gourmet", no podían faltar dos modelos que han marcado un hito en la decoración y que desde luego serían perfectos en la creación de nuestro espacio, como son el Sillón Egg de Arne Jacobsen de 1958 para el Radisson SAS Hotel de Copenhaguen.


Y el modelo Ball Chair de Eero Aarno de 1966 originalmente creado en Blanco y rojo, y que actualmente podemos encontrar en una amplia variedad de acabados y colores.



Por sí solos, son capaces de ambientar cualquier rincón.

Ahora solo falta elegir lo que queremos leer, para disfrutar de nuestro pequeño rincon personalizado.

Quizas tambien te Interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips