lunes, 17 de junio de 2013

The Heywood Hotel, un dReamingmonday tejano.

Los lunes despues de dias de solecito, son peores lunes (para que engañarnos) pero encima si le unimos que tenemos un monton de proyectos en mente y de trabajo acumulado...pa que ...pa que.

Pero como siempre hay que intentar empezar la semana con la sonrisa puesta, para ir desentonando con el resto, y para mi una de las mejores formas es con un nuevo #dReamingmonday.

Hoy volamos hasta Texas, a descubrir un hotel que se diferencia por lo fresco, lo eclectico, lo diferente y divertido.
The Heywood Hotel , fue distinguido por los Oscar´s de la revista Conde Nast Traveller, por esta situado en uno de los mejores barrios de Norteamerica, siendo un lugar acogedor y encantador.
Bajo el estilo y la influencia del estudio de arquitectura KRDB , se muestra como un espacio donde sentirte como en casa, rodeado de un mobiliario natural, echo a mano, y un entorno que parece absorve el resto de la atmosfera.

Tiene ese punto actual, moderno y fresco, pero tambien, ese carcater masculino, retro y divertido que ciertas piezas le otorgan al entorno.

Rodeados de guiños a las tendencias, podemos pasr de estar en la mas arraigada inglaterra, rodeados de madera y seriedad, a rincones con ese encanto y frescor nordico.
¿Nos lo apuntamos para hacer un viaje?


Estancias agradables, rodeadas en un entorno y barrio idilico.
Conuna frescura tal que hace parecer estar en interiores escandinavos, optan por la mezcla y el brillo de incluir colores frescos en el atrezzo.
Estilos variopintos que se mezzclan, y tonalidades diferentes para un mismo lugar.


En espacios que pasan a ser serios y monotonos, se pueden ver detalles actuales, como ese puff de trapillo (por el que mataria ya mismo) o esos tapizados variopintos que aportan ese toque discordante con la seriedad al mas puro estilo british.


Un espacio que recoge mobiliario como si volvieramos a los hoteles de montaña.
Un lugar donde conviven antes y ahora, y donde el magnifico trabajo del carpintero es mas que un trabajo, es una escultura, y una integracion a las necesidades.
Taburetes de estilo industrial, que se mezclan con espacios y piezas nordicas.
Un lugar acogedor, que nos hara sentir como en casa, y no pensar como en un hotel.



Y como veiamos, donde el paso a la luz se hace latente, descubriendo estancias que se llenan de luz.
Aqui ya no existe la seriedad, aqui solo podemos poner atencion a los colores frescos de cojines, cuadros, y atrezzo.



Y luego encontramos ese punto divertido, donde volvemos a reincorporarnos a un espacio masculino.
Franqueado por piezas ceramicas de perros (eso si actualizados como mi felipa) me recuerda a esos salones de la abuela, con ovillos, lanas, agujas y un buen cafe.
Butacas clasicas, con estampados mas serios, vuelcan nuestra atencion a un espacio monocromo y muy retro.



Follow me on:
Twitter  ···  Facebook  ···  Bloglovin
By Carolina

Quizas tambien te Interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips