martes, 6 de agosto de 2013

Ceremonias en el campo, belleza en estado natural

Las tendencias en bodas y ceremonias salen de restaurantes e iglesias para conquistar parajes y rincones inolvidables que potencian aun mas el sentimiento y la belleza de un día muy especial.

Hoy nos vamos a una granja donde lo rural y lo chic se unen de forma divertida y perfecta.
Espacios repletos de naturaleza y detalles con los que conseguir rincones inolvidables en los que conseguir disfrutar y retratar cada momento.

Con flores y detalles rusticos, con carteles que orientan el camino y una mezcla de mobiliario vintage para conseguir de la celebración esa cita inolvidable y en la que sacamos y recuperamos todas esas piezas que teníamos olvidadas en el desván de la abuela.
Ahora lo vintage se cotiza, la recuperación de objetos con carácter es lo mas y hasta un carretillo tendría ese toque chic para una boda.
El mundo esta loco? no...simplemente le buscamos un nuevo uso y un nuevo aire inspirador a las cosas.


Por lo pronto, este ramo me parece preciosisimo.
Saliendo de lo habitual de las calas, de los tallos muy largos, la combinación de flores muy coloridas y voluminosas, que intercalan textura y forma, siendo parte mas que protagonista .
Es trasladar un poco esa personalidad al detalle.



Pues si....un mundo de cacahuetes en carretillo.
Si bien podría ser la bandeja perfecta de cervezas, de chuches o incluso de ese piscolabis en mitad del cocktail, el carretillo (si algo mas vintage de lo que esperabais) puede ser la mesa recurrente e improvisada en vuestra ceremonia.
¿Os atrevéis?




En una carpa en mitad del campo, o mejor dicho en mita de una granja, se estableció este banquete de bodas, con mesas y sillas de estilo clásico y de madera al natural que en torno a una mesa con centros muy decorativos y sorprendentes, le confieren un protagonismo especial a la sencillez de menaje, mantelerías y entorno.



Esas tumbonas muy british, o los sillones Luis XV con capitone, ....un amor a primera vista para dar comodidad a un lugar que mezcla lo chic y lo rural.



Preciosidades recuperadas del fondo del desván que ahora ya no pasan a ser astillas, o cúmulos de polvo en la casa del pueblo, siendo la joya mas cotizada por interioristas y restauradores que los ven principales piezas en torno a las que girar una decoración.
Que personalidad tan bonita y que detalles tan chic para una ceremonia.



Follow me on:
Twitter  ···  Facebook  ···  Bloglovin
By Carolina

Quizas tambien te Interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips